Soledad, pereza y rutina

“Siempre me ha costado relacionarme en grupos y mi vida es rutinaria, me da pereza hacer cosas diferentes y cada dia que pasa me voy encerrando mas en mi mismo. Es dificil el camino cuando todos los dias son iguales, pero es lo que hay, es mi responsabilidad. a seguir disfrutando de mi compañia hasta que llegue a la meta, aunque mi camino sea siempre el mismo paisaje y haya noches en que te ves cansado y te desanimas, pero que nunca falte la sonrisa. todo esta bien. Dios es y basta. ”

He encontrado este escrito en un página de búsqueda de Amistad. Por supuesto, trato de evitar que nadie reconozca o se reconozca en él. Que su autor quede en el anonimato. Pero su foto, su nombre, etc. certifican que es una persona de carne y hueso. ¿Por qué me permito robar y extraer de su contexto original este escrito? No sé qué les dirá a otro posible lector. A mí me dice, para empezar, el título de este artículo. Para mí es un texto casi dramático. En parte, porque comparto algunas cosas con el que escribe ese texto. Por otro lado, ¿qué cultura religiosa “fabrica” humanos como él, el autor del texto inicial y yo, el de estas palabras que lo envuelven? Humanos, al parecer tan introvertidos que, casi aislados, reconocen que Dios debe “Bastar”¡. Me dan ganas de gritar, si las letras pudieran, pero las mayúsculas son horribles fuera de su sitio. Gritar cómo la familia, la iglesia o iglesias dan a luz seres así de incapacitados para relacionarse con sus semejantes. En mi opinión, no está mal que el autor X, voy a identificarlo así, a mí me llamo Y, que a X y a Y no les guste la noche, la discoteca, el alcohol, etc. Pero que lleguemos a ver unas fotos de sus caras, de X e Y, deprimentes y deprimidas, qué demonios de satánica religión es la que produce estos seres humanos. Acabo de escribir otro texto, donde he tenido que citar a Nietzche. Algunos de sus libros abominan de esta religión que ha creado seres casi tan inhumanos para su superhombre. Yo, en algunas cosas, estoy de acuerdo con Nietzche. Pero el desánimo de X desanima un poco a Y. E Y se da cuenta que él es un X para otros Y. Y así sucesivamente en un espectro interminable de soledades miedosas y cómodas, perezosas como reconoce X original. Soledades, rutinas y aislamientos de tantos X e Y, que se creen sustancialmente diferentes, pero que, en realidad sólo lo son en cosas insustanciales e inesenciales. El caso es que este Y que escribe estas líneas ha sentido el dolor de X, pero también ha sentido miedo al pensar acercarse o citarse con X. Por tanto, el miedo ha impedido una posible relación humana, tuviera el recorrido que tuviera. Y ha pensado qué pasaría si X estuviera trastornado seriamente, qué problema para quitárselo de encima si se apegara como una lapa, etc. El caso es que si Y no tuviera algunas relaciones, aunque pocas, como parece tenerlas, seguramente Y buscaría y se conformaría con X, sería otro X, XX. Para excusarse, Y piensa que X no se molesta seriamente en salir y buscar otros X, como él, que puede haberlos. E incluso, si no es célibe, X original podría encontrar una amiga X, que, desgraciadamente para ellas, afortunadamente para los X de este mundo, es muy posible que las haya. Y ha pensado que sus ojos, los del autor X del texto original, pueden leerse como sospechosos de trastornos afectivos, si no mentales, y las orejas, algo abanicadas no ayudan, y la medio sonrisa desangelada tampoco. Dios mío, Dios mío, Vida con mayúsculas por qué parece haber abandonado a tanto X e Y en este planeta para mayor gloria de los estúpidos que dicen hablar en tu nombre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s