Irán-Contra Affaire

Impresionante análisis, admirable.

Archivos de la Historia

La política estadounidense (interna y externa) nunca ha sido especialmente limpia. Numerosos escándalos salpican su Historia, algunos más conocidos que otros. Thomas Jefferson, por ejemplo, 3° Presidente de EEUU (1801-1809) fue acusado de tener un hijo ilegítimo con su esclava Sally Hemmings. Andrew Johnson (1865-1869), el sucesor de Lincoln, fue acusado varias veces de alcoholismo grave. Warren Harding (1921-1923) estaba más ocupado visitando las casas de sus amantes que de gobernar, dejando numerosos ministerios en manos de amigos y conocidos. Por su parte, Bill Clinton (1993-2001) era más de ser él quien recibiera las visitas en su despacho. No nos olvidamos, por supuesto, del famoso Watergate que le costó el puesto a Nixon (1969-1974) y su dudosa rehabilitación por su sucesor Gerald Ford. Las campañas electorales tampoco han estado exentas de polémicas, y la de Trump es solamente el último ejemplo. Pero hoy nos vamos a centrar en uno de…

Ver la entrada original 4.445 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s