“Permitamos que la lluvia caiga”

El Santuario del Alba

lluvia2

Me encanta sentir la lluvia mojándome la cara.

A veces ocurre que la lluvia persiste durante días y las tormentas se suceden unas tras otras y sentimos el deseo profundo de que se termine, de que la naturaleza nos dé una tregua. La idea de días grises, lluvia, tormenta, tempestad, muchas veces es una metáfora que equivale a los momentos difíciles de la vida. Existen refranes que expresan esta misma idea. Por ejemplo “Siempre que llovió, paró”, o “Después de la tormenta viene la calma”.

Ver la entrada original 201 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s